El olfato del gato

Como bien saben, los gatos son muy sensibles a ruidos, cambios y olores. Y muchas de las cosas que uno usa habitualmente (vaporizadores, perfumes, aerosoles, esencias aromáticas en palitos, velas perfumadas, colonias, humo de cigarrillo, humo de marihuana, productos de limpieza. Incluso el olor de un tapizado o mueble nuevo) pueden afectar el olfato del gato, ser perjudiciales o simplemente, estresarlos.


El olfato del gato

La American Animal Hospital Association (AAHA) y la International Society of Feline Medicine (ISFM) aseguran que se puede conseguir un entorno felino sano siempre y cuando se respete al máximo los cinco pilares principales de directrices de necesidades medioambientales:

  1. Proporcionar lugares seguros.
  2. Proporcionar los recursos básicos multiplicados en número:
    • Lugares de descanso.
    • Lugares de juego.
  3. Proporcionar oportunidades adecuadas para juegos de caza.
  4. Proporcionar contacto con el humano de manera predecible y positiva.
  5. Proporcionar un ambiente respetuoso con el sentido del olfato.

Una vez comprendido este punto, debemos recordar que a los felinos les encanta la higiene y la limpieza. Pero no solo en lo personal sino también en su entorno. No sé si sabías que los gatos tienen un olfato muy agudo, 14 veces más fuerte que el nuestro. Por ejemplo: odian el olor a cítricos, por eso es tan útil la naranja a la hora de espantarlos. ¡Las piedritas sanitarias sucias! Tampoco soportan el olor a pimienta ni el olor a pino.

Todos los aromas fuertes y químicos también son rechazados por ellos. Y además la mayoría son tóxicos y les causan stress. Entonces, anotá: nada de velas, espirales, amoníacos, productos abrasivos, vaporizadores perfumados o insecticidas, perfumes fuertes, etc.

La calidad del aire no solo es importante para nosotros sino también para ellos, por eso es bueno limpiar y aspirar bien las superficies y ventilar los ambientes. También se los puede estimular olfativamente con aromas que son inofensivos para nuestros gatos y que a la vez, les resultan agradables. Una posibilidad es usar lavanda fresca (planta), matatabi, flores de manzanilla, valeriana y hierba gatera pero siempre en pequeñas cantidades e incluso incorporar difusores de feromonas.
Y como decimos siempre: ante la duda, consultá con tu veterinario holístico. Que te ayude a elegir lo que es más apropiado para tu gato.

¿Querés tener plantas seguras?

Si te gusta mucho la idea de tener una casa con vegetación, ¿querés tener plantas seguras para tu gato? Un ambiente verde no es tarea fácil. Menos aún encontrar aquellas que no sean tóxicas para tus mascotas. ¿Por qué siempre las que nos gustan a nosotros no son aptas para ellos? 

¿Querés tener plantas seguras?


A no desesperar que se puede encontrar alguna solución intermedia o no. ¿Por qué digo esto? Porque hay casos puntuales, como el tomillo para gatos, que no huele muy rico que digamos.
El tomillo para gatos se llama científicamente teucrium marum y tiene un efecto muy parecido al que produce el cat nip. El olor es bastante desagradable porque huele a humedad pero es justamente eso lo que atrae a los gatos. Mascota contenta, humano conteniendo la respiración.

Otra opción para plantar en macetas y jardín, es la Valeriana.  En esta casa se usa mucho porque yo sufro de insomnio y en algunas oportunidades he tenido que encerrarme en el baño para tomar el té tranquila porque los gatos me querían quitar la taza. Con este ejemplo queda bien claro que a aquellos felinos más sensibles a los olores, la valeriana los vuelve locos casi tanto como con el catnip. Es un interesante estimulante natural e incluso podría ayudar a estimular a los gatos más sedentarios a ponerse en movimiento. También es un buen destructor de stress olfativo.

Y como decimos siempre: consultá con tu veterinario holístico de confianza sobre qué otras hierbas podés tener en una casa con gatos.