Seguro veterinario para mascotas


Cuando asumimos la responsabilidad de tener un animal solo vemos la parte linda del asunto. Y cuando aparece la otra parte, nos queremos morir. ¿Es importante tener un seguro para mascotas?

Después de los 6 años, el gato debe ir a control cada seis meses. Y esto implica una serie de estudios y chequeos carísimos que no siempre se pueden costear. Ni hablar si además, ese animal tiene una patología severa. Por esta razón, muchos no terminan de comprender porqué ese gato que parecía sanísimo ahora está luchando por su vida. Teniendo en cuesto este punto, sacar un seguro veterinario para mascotas no sería algo tan disparatado. 

Seguro veterinario para mascotas


Adoptar es hermoso pero no es fácil ni ecómico. A veces, ni siquiera consideramos los imprevistos ni los gastos veterinarios más básicos como vacunas o desparasitaciones y sin embargo es muy importante hacerlo. Lo mismo pasa cuando decidimos tener un hijo. Hoy existen muchas empresas que prestan servicios para las mascotas y esto incluye obra sociales y seguros: si murió tu gato, algunas pólizas te cubren el dinero para que compres otro de la misma raza.

Andy y Ziggy

Andy Tavolaro tiene un perro (Ziggy) y una gata (Tita). Y hace unos años, decidió contratar una obra social para que Ziggy, que venía con patologías preexistentes, estuviera cubierto.
«Ziggy tiene obra social porque tratar sus enfermedades de forma particular me resultaba muy costoso. En cambio con la gata no se justifica tanto ese desembolso mensual porque es sanísima», nos explica.

Como imaginarán, no todo el mundo puede o tiene ganas de costear un servicio de estas características por eso, en nuestro podcast, Ezequiel Baum nos explica cómo armar un fondo para emergencias veterinarias, para evitar que esos gastos que nadie tiene en cuenta, nos dejen en rojo o nos hagan pasar un mal momento.

En todos los países la medicina veterinaria es muy cara y por eso siempre insistimos con la prevención. Y en esta sentido aparece como pilar fundamental la alimentación. El alimento seco, mal llamado balanceado, es el causante de un montón de enfermedades evitables. Una de las emergencias felinas más comunes es la obstrucción urinaria. Esto es potencialmente mortal y en algunos casos, requiere de internación.
Ojo, esto no quiere decir que el gato o perro nunca se enfermen sino que su calidad de vida va a ser muchísimo mejor que la de un animal que consume «trash» y sus defensas van a estar altas y podrá hacer frente a un tratamiento de otro modo. Si quieren escuchar el episodio sobre cómo armar un fondo de emergencia para mascotas, aquí dejamos el link para que escuchen.