Ronroneo

El ronroneo sigue siendo algo misterioso. Y aunque los humanos suponemos que es una muestra de amor y felicidad, no siempre es así.  

El gato es muy particular y como siempre decimos, no hay dos iguales: es maravilloso oírlos ronronear pero no todos se comunican del mismo modo.
Algunos, por ejemplo, nunca ronronean y esto no significa que sean menos felices que aquellos que sí lo hacen. El ronroneo es una práctica que comienza al segundo día de nacer, junto con el amasado, y depende mucho del carácter del animal. Mi gato, Dr. Oli Shapiro, empezó a ronronear de adulto pero para poder percibir el sonido, todo debe estar en silencio y a veces, es necesario tocarle la zona gutural a fin de captar la vibración. También hay gatos que siempre ronronearon y de buenas a primeras, ya no lo hacen.

Si hubiera que elegir un sonido universal para la paz, votaría por el ronroneo.
B.L. Diamond


1. Teorías sobre el ronroneo.
A pesar de la cantidad de teorías al respecto, todavía se desconoce su origen. Aunque se ha demostrado que el sonido se produce a través de la vibración intermitente de la laringe y los músculos diafragmáticos. Según algunas investigaciones que se han hecho sobre la psicología de los gatos, estos usarían el «ronroneo» para atraer y manipular la atención humana. Desde luego, esta es tan solo una de sus formas de comunicarse porque también pueden percibir nuestras emociones y responder frotándose contra nuestro cuerpo o golpeándonos con la cabeza.

«Los gatos ronronean durante la inhalación y la exhalación con un patrón constante y de frecuencia entre 25 y 150 Hz. Varios investigadores han concluido que las frecuencias de sonido en este rango pueden mejorar la densidad ósea y promover la cicatrización», dice la Dra. Soledad Torres Alvarado. 



2. Relación de las madres con su cría.
¿Es real que ellas se comunican con sus cachorros mediante el ronroneo? Es amorosamente cierto: durante y después del parto, la gata se comunica de ese modo con sus gatitos. Y al cabo de unos dos días, ellos ya están capacitados para comunicarse así con ella. Seguramente esta noche todos prestaremos más atención al ruido que emiten nuestros felinos, ansiosos por descubrir tonos, frecuencias y significados. Y si no ronronea, se comunicarán de algún modo igualmente encantador.

«Y aunque es tentador afirmar que los gatos siempre ronronean cuando están felices, es más plausible que el ronroneo del gato sea usado como un medio de comunicación y una fuente potencial de auto-sanación. Muchos de ustedes quizás ya la hayan experimentado sin darse cuenta», concluye la Dra. Torres Alvarado.

Música para relajar gatos

Los animales son muy sensibles a los sonidos en general y a la música en particular. Y esto incluye ruidos y gritos. Entonces, ¿existe la música para relajar gatos?

Música para relajar gatos

Una manera de bajarles el stress auditivo y calmarlos, es a través de la música para relajar. La Dra. Narda Robinson, escritora en Veterinary Practice News, dice al respecto: «Evidencias experimentales crecientes indican que la música modula la función cardiaca y neurológica, lo que suprime el estrés a través de métodos bioquímicos y neuromoduladores».

De todos modos, este no parecer ser el único tipo de música que ellos prefieren: hay más sonidos que se han ido descubriendo y que incluyen ronroneos y otro tipo de vocalizaciones gatunas que resultan ser muy efectivas. Journal of feline medicine and surgery indica que «la múisca para gatos» imita los sonidos del ronroneo y la succión y agrega frecuencias similares al rango vocal de ellos, que es dos octavas más alto que el nuestro. 
¿Probamos?

Independientemente de las investigaciones científicas y veterinarias, en casa hemos probado varias veces el poder de la música para relajar a mis gatos. Aún mucho antes de tener este blog y de ponerme a leer al respecto. En nuestro caso, por ejemplo, nos funcionó perfectamente como terapia frente al miedo, la tensión o la exploración de un hogar nuevo. Ryan Adams es uno de nuestros músicos favoritos y mi gato Dr. Oli Shapiro se relaja notablemente cuando escucha su voz. Como sea, dejo aquí nuestro playlist de música clásica tranquila para calmar fieras.

Cuando el primero de mis gatos llegó a casa, uno de mis amigos nos regaló un disco de Ryan Adams para que Oli dejara de maullar desconsolado. Y el efecto fue asombroso.