Heredar un animal es un acto de amor

Dejar como único heredero a nuestro gato no es lo mismo que heredar un animal de otra persona. Y hoy queremos aclararlo.

Cuando uno guglea «heredar un animal» lo primero que aparece en el buscador son cosas que nada tienen que ver con esto sino con leyes y dinero. Por eso quisimos hablar del tema y revisar un poco las historias de nuestros seguidores y amigos.

Heredar un animal

Imaginate por un momento que tenés una vida completamente armada y una casa linda e impecable sin animales porque preferís tener libertad de acción. Y un día alguien te llama para decirte: «me queda poco tiempo de vida y necesito que te ocupes de mi gato». Parece algo extremo pero ocurre y bastante más seguido de lo que uno imagina. Tal vez los casos sean menos dramáticos pero la gente suele heredar animales. A veces el traspaso se hace con papeles, dejando todo claro y en orden bajo la mirada atenta de algún escribano y otras veces…

Uno de mis amigos tuvo que hacerse cargo del gato de la novia. Cuando se separaron, la chica le dijo «quedate con René o lo tiro por ahí». Mi amigo no iba a permitir que eso ocurriera pero la idea de convivir con un gato no era algo que lo hiciera muy feliz. Al principio se odiaron. Pasó mucho tiempo hasta que la relación humano – felino se convirtió en un vínculo hermoso. Juan amó a René como nadie. Y viceversa. Y cuando él murió, se tatuó su cara en el brazo.

René en el brazo de Juan

La pandemia y toda la locura, incertidumbre y terror que vivimos, reavivó esto. Muchos, sobre todo los que estamos solos con nuestros animales, nos desesperamos. «¿Qué va a pasar con mi gato si yo muero?» En un momento, algunos llegamos a hacer pactos con otros conocidos para calmarnos. «Okey, si yo muero primero vos te quedás con mis perros y viceversa». Complejo.

Cuando planteamos el tema en nuestra cuenta de twitter, todo estalló. Nos llegaron muchísimos testimonios hermosos, tristes, dramáticos. Fue algo realmente increíble.
Y con ese material, hicimos un episodio memorable de nuestro podcast.
Milagros heredó a Petunia: «Ella vivía sola con su humano y cuando murió, buscaban un hogar para ella. Tenía 10 años y compartimos juntas 6 años inolvidables». Angie, por su parte, nos cuenta que «al morir mi tía me traje sus 2 gatos a casa. A Bingo, mi tía lo había adoptado de otra amiga que había fallecido y a Panty la tenía de bebé». Todas historias de amor absoluto.

¿Es recomendable que el gato sea outdoor?

Un animal de exterior suele enfrentarse a muchos problemas y enfermedades. Por eso es importante que al adoptar, evaluemos pros y contras sobre un gato outdoor para tomar la decisión más apropiada.

Ayer vino mi prima y se abrió un debate acerca de los gatos de exterior. Ella considera que no se debe restringir la libertad de un animal y por eso deja al suyo salir, incluso de madrugada. Cuando nosotros elegimos tener una «mascota», lo primero que censuramos es su capacidad reproductiva porque lo castramos. Es imposible tener un gato entero salvo que uno se dedique a la cría responsable. Entonces, esterilizarlo sería la primera supresión que uno le hace al gato. La segunda, es sacarle el alimento húmedo y vivo. Y ahí lo enfermamos porque le quitamos su instinto por naturaleza pero ¿qué ocurre con las salidas? ¿Es recomendable que el gato sea outdoor?

Gato de exte¿Es recomendable que el gato sea outdoor?rior

Este debate no es algo que vaya a resolverse de la mañana a la noche, desde luego. Además, hay ventajas y desventajas en ambos bandos. Es cierto que un gato de exterior se mantiene saludable y activo porque puede explorar, cazar y estar en contacto con la naturaleza. Pero también es cierto que al estar afuera su vida es muchísimo más corta. Un gato de interior vive como mínimo unos 14 años aunque hoy, con los avances veterinarios y una comida adecuada, puede llegar tranquilamente a los 20.

1. Algunas cuestiones.

¿Cuánto vive un animal de exterior? Entre 3 y 4 años. Autos, enfermedades, traumatismos, envenenamiento, gente mala, peleas, aves rapaces, animales más grandes, etc. Por eso sostengo que deben estar adentro y a salvo.
¿Soy egoísta por querer que mis gatos Curni Lov y Dr. Oli Shapiro vivan más tiempo? Probablemente pero prefiero eso a tener que vivir pendiente de si vuelven o no.

Hace muchos años, Oli se escapó de casa cuando abrí la puerta para sacar la basura. Cruzó la calle y pude ver cómo un auto lo atropellaba. Cuando quise agarrarlo, huyó y no lo volví a ver por una semana. Fue una situación espantosa. Quedé destrozada; no podía parar de llorar. Y eso no fue todo: en esa época, en mi barrio estaban envenenando muchos animales, un gatito muy parecido al mío apareció muerto en la esquina de casa y me llamaron para que fuera a reconocer el cuerpo. Entonces, no me molesta en absoluto ser egoísta y querer que estén a salvo.

Gato descansando.


Mi gato dinamita fue creado para fomentar el bienestar animal. Día a día llenamos twitter, instagram, pinterest y FB de tips para que nuestros felinos puedan desarrollarse saludables y libres de stress.

¿Tenés espacio en el jardín de tu casa? ¡Construí un catio! ¿Vivís en un departamento? Poné estantes para que puedan trepar y rascadores de todo tipo para que puedan usar sus garras. Colocá redes para que puedan estar en el balcón sin correr riesgos. ¡Jugá con ellos para incentivar su instinto cazador! Y sobre todo, alimentalos como carnívoros. La otra gran dificultad, al menos desde mi punto de vista, es el control de los problemas urinarios y renales. Si tu gato sale y orina en el jardín y además, se alimenta de croquetas secas, es muy probable que en algún momento, desarrolle FLUTD. Las cajas sanitarias permiten que uno pueda estar atento a eso y en caso de alguna obstrucción, podamos salir corriendo al veterinario. Recordá que las enfermedades del tracto urinario siempre son una urgencia veterinaria.

Los catios, o patios para gatos, son recintos exteriores donde puedan divertirse como si estuvieran en libertad pero sin correr el riesgo de que se escapen, los pise un auto o se envenenen con alguna planta del jardín.


Ahora bien, si aún así vos decidís que tu gato sea de exterior, hay que tomar medidas:
1. Tener una muy buena foto del gato por si desaparece y hay que salir a empapelar el barrio.
2. collar elástico con chapita identificatoria o microchip.
3. Inmunización.
4. Horarios. El gato tiene que tener rutinas y horarios.
5. Basta de sobrealimentarlo. Nada de comida sin límite. Armarles 4 raciones para que tenga que ir y volver varias veces al día, es lo ideal.

Por último, no descartes la posibilidad del catio o del arnés para salir a pasear por el jardín, son muy buenas formas de mantener al gato conectado con la naturaleza pero sin correr riesgos. No a todos los gatos les gusta la correa pero con un buen entrenamiento se puede lograr un gran resultado. Mis gatos salen de este modo y suelen disfrutarlo mucho. Lo fundamental es tomar precauciones y elegir aquel que sea seguro y del que no se puedan zafar.

Gatos mayores

Los humanos no somos demasiado conscientes del paso del tiempo en nuestros animales y tal vez por eso, nos cuesta tanto entender la importancia de la visita veterinaria cada seis meses, sobre todo cuando se trata de gatos mayores.

Se dice que un gato es oficialmente viejo cuando llega a los 10 años, sin embargo, en la actualidad, la mayoría vive muy bien hasta los 15, pudiendo prolongar su vida hasta los 20. En parte, esto se debe a los cuidados que recibe (alimentación adecuada para su especie, juegos y motivación, seguridad indoor, etc).

Gato con humano
Los gatos mayores necesitan más atención

Esto no significa que los gatos mayores no se estresen con más facilidad que un animal joven y por eso es fundamental que la visita al veterinario sea semestral. Y después de los 10 años, debemos incluir un electrocardiograma.
En este punto, la caja de arena debe ser siempre cómoda y baja para que pueda entrar y salir de la misma con facilidad. No nos olvidemos que el gato es muy hábil para esconder dolores de todo tipo y malestares propios de una artritis, por ejemplo.
También es fundamental respetar sus rutinas y horarios de comida. Si le das de comer a las 8 de la mañana y a las 20, esos serán sus horarios. Y por lo tanto, comenzará a anticipar su próxima comida con antelación, preparando su sistema digestivo a las 7 y 19 horas respectivamente.

Dr. Oli
Dr. Oli Shapiro

Mi gato Dr. Oli Shapiro, que cumplirá 13 en diciembre, ha comenzado a vocalizar más que de costumbre y solo se calma cuando le hablo. Si este es el caso de tu felino, llamalo por su nombre y hablale, aún cuando sea en medio de la madrugada. El sonido de tu voz lo ayudará a sentirse seguro. Y si le gusta pasar más tiempo en soledad, aprovechá para armarle un refugio cálido y confortable para que su vejez sea placentera pero siempre sin olvidar la interacción. Una caricia, peinarlo siempre a la misma hora o algún juego no muy brusco será algo muy gratificante para él. En casa, además, utilizamos feromonas y flores de Bach para ayudarlo a bajar su nivel de ansiedad. Y una vez al día, ponemos música relajante para gatitos.

Algo no menor, y que veterinarios amigos siempre me comentan, es que los guardianes de animales no registran demasiado lo que pasa en la casa hasta que ya es demasiado tarde. Aprendamos, entonces, a ser observadores: ¿consume suficiente agua? ¿está comiendo regularmente o perdió el apetito? ¿Se confunde o está más agresivo? ¿Qué pasa con la orina? ¿Se aisla? ¿Tiene dificultad para respirar? ¿Le cuesta entrar y salir de la caja de piedritas? ¿Cuántas horas duerme? Podés llevar un block de notas pero siempre sin ponerte obsesiva.

Algunos gatos mayores empiezan a tomarse su tiempo para comer: prueban un bocado, se van y vuelven para comer un poco más. Si ves que tu gato no pierde el apetito y que, en general, come toda la ración, dejalo tranquilo. Y que él maneje su ritmo. 



Nota: los animales deben comer una ración diaria de acuerdo a su peso, estado de salud y edad. Si llenás el plato de alimento, nunca vas a poder controlar lo que ingiere. En cambio, si dosificás las raciones y las repartís a lo largo del día, la falta de apetito quedará rápidamente a la vista.

Qué hacer durante un terremoto

A diferencia de un huracán y otros desastres, los terremotos ocurren sin previo aviso. Son como la carta de «La torre» en el tarot: algo ocurrirá de pronto y durante la noche. Entonces, ¿cómo mantener seguros a nuestros animales y qué hacer durante un terremoto?

Mantener seguros a nuestros animales durante un terremoto

Hace un tiempo leí una nota muy interesante sobre cómo entrenar a los gatos para que obedezcan en casos de emergencia. Es algo complicado y la mayoría de las veces resultará algo muy difícil de conseguir pero debemos intentarlo. Por eso hoy vamos a repasar los puntos fundamentales para mantener seguros a los animales durante una catástrofe. Estar preparado es la clave.

Los animales, al ser mucho más perceptivos que nosotros, muestran cambios en su conducta habitual. Por eso es clave aprender prestarles atención. Mascotas Foyel explica:
«las conductas más observadas y reportadas son las de los animales de compañía, que muestran cambios notables en su conducta habitual: aves que quieren huir de sus sitios de confinamiento y gatos que buscan refugio en lugares aislados, detrás o dentro de muebles. Los perros se muestran súbitamente agresivos o aumentan notoriamente el apego a sus dueños, modifican sus rutinas de descanso y sueño, no quieren dormir donde ni como lo hacen habitualmente, aúllan o ladran incesantemente sin motivos aparentes, se presentan inquietos y muchos emprenden la huida. (Previo a un desastre llama la atención que el numero de animales perdidos aumenta considerablemente)».

¿Qué pasa entonces con nuestros animales, cuya primera reacción es la de morder, esconderse o huir? ¿Qué tan preparado estás para proteger a tu mascota en un caso de riesgo? Algunos expertos sugieren no tratar de agarrarlos y aconsejan que si uno ha salido a pasear el perro y ocurre un terremoto, debemos tirarnos al suelo y gatear (en lo posible) hacia un lugar seguro, lejos de edificios, postes eléctricos y árboles. Y si el gato está en el transportín, no lo saques de allí.

La autora de Depadesoltera también contó su experiencia sobre el tema: «Voy a empezar con esto: sea perro o gato, siempre, SIEMPRE ténganle collar y placa con datos actualizados, es superimportante. No recuerdo si alguna vez les conté, exactamente hace 5 años, en el terremoto de aquella vez, Chelsea se asustó tanto que se escapó entre los barrotes de la reja (por los que ni cabía, pero lo logró) y se fue corriendo despavorida. Lo primero que hice fue salir corriendo tras ella tratando de alcanzarla y, como era de esperarse, en el mismo parque había más personas buscando a sus perros, todos gritando sus nombres y diciendo a otras personas como eran por si alguien los veía».

"Si el transportador de su mascota es lo suficientemente liviano, puede llevarlo o arrastrarlo con usted a un lugar seguro".


Mochila para emergencias

Como muchos sabrán, en Perú ha habido terremotos severos este año y nuestra amiga Laura Melgar Paula, diseñó mochilas para usar en caso de emergencia. Ella vive en Lima y me dijo: «si hay terremoto, no habrá luz, ni agua, ni supermercados, ni cajero automático ni nada por mucho tiempo. Hay que tener esto por las dudas». Ella estaba en su casa cuando comenzó el temblor y rápidamente lograron meter a los gatos en transportines y salir del edificio. Los felinos, por lo general, no dejan que los agarren y es probable que intenten buscar un lugar seguro dónde protegerse. Aquí dejamos las fotos de las mochilas que diseña Laura y una nota muy interesante de la Dra. Karen Becker al respecto. 

Mochila para emergencias

Los últimos días de Amtommio

Quiero compartirles algo sobre el último tiempo de Amtommio: mi gato empezó con TN (Terapia neural) el 20 de marzo de este año. Él tenía un fibrosarcoma que fue operado en el 2015. Lamentablemente estos tumores son reincidentes y suelen volver cada 1 o 2 años. Tras un largo periodo de tratamiento antroposófico con viscum, decidí probar con la TN y nada salió como esperábamos (hasta el veterinario se empezó a mostrar muy preocupado por lo que estaba pasando mi pobre gato). Aún así, seguimos. A la primera aplicación empezó a arrastrarse, a la segunda dejó de caminar, a la tercera se había llenado de tumores (las placas comparativas de antes de empezar y la que le sacaron unos días antes de morir, no se pueden creer). Sin embargo no vengo a contar esto sino a decirles que si un gato pierde o está perdiendo la movilidad, el veterinario debe darnos alguna opción lógica para tonificar los músculos y evitar el deterioro de la masa muscular. Y que si el gato (o el animal) tiene una lastimadura y el veterinario que aplica la TN insiste en que hay que dejarlo en contacto con la tierra, se puede agarrar una bichera. Es fundamental entender que cuando un animal deja de moverse y está en el jardín, rodeado de moscas, puede agarrarse una bichera. Y que si una vez curada o en tratamiento, el veterinario insiste en que debe volver al jardín… estamos en un problema. Yo no conocía las bicheras hasta que mi gato se agusanó todo en la boca y en la zona testicular. Algo que se podía haber evitado. Cuando uno pisa el consultorio de un profesional holístico, debe contarle toda la historia de vida del paciente. El veterinario sabía que mi gato era ultra sensible y que cualquier cambio, le podía producir un enorme stress, debilitando rápidamente su sistema inmune. No lo tuvo en cuenta.

Seguramente muchos de ustedes saben todo esto pero también puede que haya gente que lo desconozca como yo. Mi gato no se merecía este final. La veterinaria que lo vio en la guardia y que le hizo la limpieza quirúrgica en Semana Santa no podía creer que me hubiesen indicado tamaña cosa con el animal en ese estado. Si el animal está acostumbrado a estar en el jardín y eso le hace bien, usen pañales. Al menos le van a proteger un poco más los genitales de los gusanos. Y le van a ahorrar el stress que esto le provoca.

La importancia del fondo de cocción

Cada vez son más veterinarios los que aconsejan dar alimento fresco a los gatos y perros. Sin embargo, todavía no están muy seguros sobre la carne cruda. La verdad, es que la carne cruda, pre freezada y de buena calidad, es lo que nuestros animales deben comer porque su organismo está preparado para comerse una rata sin necesidad de pasar por bromatología. Ahora, si tanto vos como el veterinario aún tienen dudas, se puede optar por cocinar la carne. Vas a tener casi todos los nutrientes de la alimentación natural excepto por las enzimas y fitonutrientes libres que están presentes en los alimentos vivos (o crudos). Yo misma a veces cocino la carne cuando por alguna razón no se terminó de descongelar.

También es cierto que algunos animales se niegan a comer el alimento crudo o frío y prefieren la comida tibia y cocida. ¿Cómo se cocina? Siempre a fuego lento, al horno o en el caso del pollo, también puede ser al vapor. Es importante tratar de perder la menor cantidad de taurina, tan importante para nuestros gatos. Ahora bien: las vísceras, el corazón y los huesos de pollo (cogote y ala) deben servirse crudos. Los huesos NUNCA deben cocinarse porque podrían astillarse y provocar un desastre en nuestro animal. Y otra cosa importante: utilizar el jugo de cocción porque allí siempre quedan nutrientes.

Nota: no soy partidaria de suplementar el alimento con taurina porque considero que todo lo que está en la naturaleza, debe aprovecharse. Y al darle carne cruda y corazón, la dosis de taurina está cubierta. De todos modos, hablalo con tu veterinario holístico de confianza y discutan qué es lo mejor para la salud del animal.

Cambiar la alimentación

Conociendo el trasfondo de la industria del alimento para animales, me parece atroz que sigamos llamándole «balanceado» cuando está lejos de serlo. Y mucho más atroz me resulta que algunos veterinarios, sigan recomendándolo. Si el perro y gato son carnívoros, ¿por qué nos empeñamos en darles de comer un producto a base de harinas, hidratos y cereales de dudosa calidad?
Son esas croquetas secas, momificadas, deshidratas, la causa principal subyascente de la mayoría de las enfermedades de nuestros amados animales domésticos. Cáncer, pancreatitis, duodenitis, alergia, acidez, enfermedad del tracto urinario, diabetes tipo 2, obesidad, vómitos y diarreas son algunas de las cosas que provoca este alimento mal llamado «balanceado».
Y si el profesional que atiende a nuestro gato o perro insiste en los beneficios de darle comida de paquete, es nuestro deber plantearle todas estas cuestiones y exigirle que nos ayude a cambiar la alimentación. O que simplemente nos derive a otro médico veterinario que pueda asesorarnos y acompañarnos en la transición.
Es importante tener en cuenta que también nosotros debemos cambiar algunos hábitos como el de sobrealimentar al animal. Hace unos días, vi fotos de la cocina de una seguidora en donde había cuatro recipientes con comida seca y dos de comida fresca, todos repletos; todos a disposición de los gatos. Por alguna razón siempre creemos que el gato se puede quedar con hambre y  si estamos en casa y nos pide comida, le volvemos a dar porque no soportamos la insistencia. El alimento de paquete, además, está diseñado para ser tan adictivo como lo es la Coca Cola para nosotros, con lo cual, si el animal tiene enfrente un plato lleno, es probable que se pase el día comiendo. También es cierto que la saciedad del gato se desencadena por la presencia de una cierta cantidad de proteína animal en su comida. Si no hay suficiente o si su cuerpo no la reconoce, el gato seguirá comiendo sin fin. Por eso es importante contenernos de llenar el comedero y ordenarnos, para poder luego, ordenarlos a ellos. 

Comederos para nuestras mascotas

Siempre hablamos de la importancia del alimento natural para gatos y perros pero pocas veces mencionamos la importancia de elegir un buen comedero. Hace un par de años, mi amiga Laura Melgar me alertó sobre esto y me puse a buscar en internet y encontré algo de información. Pero básicamente, es lo mismo que pasa con las tablas de corte. Uno debe tener mucho cuidado con ellas, cambiarlas periódicamente y lavarlas adecuadamente.
En cuanto a los recipientes para gatos, hay muchas opciones en el mercado y por lo general, siempre elegimos las peores: tazones de plástico, con superficies porosas que pueden albergar bacterias o aquellos realizados con productos nocivos para nuestras mascotas.
Entonces, ¿qué elegir a la hora de comprar? Cuencos de vidrio o cerámica. A mí me gusta más el vidrio porque la cerámica se raja fácil y mis gatos cabecean los recipientes y los cachan rápido. El vidrio, a diferencia del plástico, se lava fácil y no quedan impregnados los olores.

Cómo armar una dieta base

El primer paso, es ir al veterinario, pesar a nuestro gato, hacer análisis de rutina y si es adulto (mayor de 1 año), 100% saludable y no está dando de mamar ni está preñado, podemos arrancar. Es importante tener en cuenta que los animales vienen de comer alimento seco, que muchas veces, les deja el organismo en malas condiciones. Entonces, es fundamental descartar cualquier patología y asegurarnos de que los riñones, estén funcionando bien. ¿Qué otras cosas debemos tener en cuenta? Actividad física, si está castrado o no y si es gato de interior o exterior. En base a esto, el veterinario deberá decirnos si nuestro felino debe bajar de peso, aumentar algunos gramos o si está en su peso ideal.

Generalmente, cuando uno sirve croquetas, tiende a llenar el comedero porque todo parece poco y el gato siempre pide más. Este error, sumado a que el alimento industrial es puro carbohidrato, solo hará engordar a nuestra mascota. ¿Cuánto alimento diario (fresco) necesita si está en forma? Entre el 3 y el 4% de su peso, emulando el tipo de presa que ellos cazan en la naturaleza.

Como siempre digo: hay que formar equipo con el profesional que uno elija, para que nos ayude a formular la nueva comida y una vez que arrancamos la dieta natural, ir comentándole cómo evoluciona nuestro gato por si hay que hacer ajustes. No hay que obsesionarse, lo aclaro porque es muy fácil que suceda pero hay que estar atentos y controlarlos cada 20 días, aproximadamente. Sobre todo al principio. (A mi gato Amtommio, por ejemplo, todo el tiempo hay que estar ajustándole la dieta porque, por su metabolismo, tiene tendencia a perder peso).

Una vez que sabemos cuánto alimento por día debe consumir, vamos a dividirlo de la siguiente manera: un % de huesos carnudos (alitas o cogote de pollo. Yo uso el cogote porque es más fácil de cortar), un % de carne (cerdo, pollo, vaca), un % de corazón (vaca o pollo), un % de hígado y un % de otras vísceras (seso, riñón, etc). A esto, se le sumará una mínima parte de vegetales (fibra). Los gatos son carnívoros estrictos, por lo cual las verduras no deben superar los 20 gramos diarios. 

Muchos se preguntan cómo hacer para dosificar la comida fresca y si es compatible con nuestra vida moderna. La verdad es que no es tan complicado y uno se termina acostumbrado y aprende a manejar sus horarios. Se pueden armar viandas semanales o quincenales y la comida puede servirse en tres veces, que es básicamente lo ideal. Ahora si por alguna razón se complica, se hacen dos tomas y listo. Recuerden que los felinos no deben pasar muchas horas sin comer. Existen además, unos comederos programables que suelen ser ideales para cuando pasamos muchas horas fuera de casa.

Algo muy importante y no debemos olvidar, son los suplementos. Hay que agregarlos sin abusar: algunos son de suministro diario y otros deben darse de forma alternada.
¿Qué pasa con el huevo? Es una excelente fuente de proteína para nuestras mascotas y debe servirse como snack (semi crudo) y nunca más de uno por semana (1/2 huevo un día y 1/2, otro día).

Es muy factible que noten un cambio en el cuerpo del gato. Se va a poner más fibroso, más atlético, más «gato», porque al sacarle los hidratos de carbono y darle alimento apropiado para su especie, va a ganar masa muscular. Ahora, si el gato tiene alguna patología, como es caso de uno de mis gatos, es otra historia y ya no será una dieta base lo que consuma sino una formulada según sus requerimientos de salud, sin excepción.

Cualquier consulta, escribir a migatodinamita@gmail.com

Alimentos frescos

Cuando uno le cambia la alimentación al gato, muchas cosas empiezan a mejorar, empezando por su pelo, su estado de ánimo y su comportamiento general. Desde que mis gatos comen alimentación natural, duermen toda la noche. Molestan, desde luego, como cualquier gato saludable que vive activo y jugando. Pero solo durante el día. Y ya no rompen cosas como antes. Por eso es muy importante darles alimentos frescos de buena calidad, libres de gluten, harinas, cereales y metales pesados. 
En Argentina todavía hay muy poca oferta de alimentos frescos comerciales y muy pocos veterinarios con ganas de ayudar a sus pacientes en la transición pero hay que insistir. También es cierto que los precios no siempre ayudan y uno termina creyendo que darle carne al gato puede salir carísimo pero no siempre es así. Podemos usar los  recortes menos magros (siempre quitándoles la grasa), menudos de pollo (ahí tendremos cogote, hígado, corazón para nuestro plato), alitas de pollo, vegetales fermentados (son fáciles de preparar y muy económicos), etc. Lo importante es establecer un plan nutricional con el veterinario porque no es lo mismo alimentar a un gato con alguna patología que darle de comer a un gato joven y saludable. Entonces, si estás decidido a hacer un cambio en la vida de tus mascotas, exigí al veterinario que te ayude con las proporciones de acuerdo al peso, edad y salud y no te angusties durante la transición. Hay gatos que aceptan el nuevo alimento sin problemas y hay otros a los que les cuesta más. Empezá con muy poca cantidad de alimento fresco. Algo pequeño. Los gatos se estresan fácilmente y nadie quiere que un cambio brusco enferme al animal.