La caja sanitaria

La caja sanitaria suele ser uno de los temas más complejos para humanos o tutores. Y lamentablemente, el único que sale perjudicado es el gato.

caja sanitaria


Los gatos son animales rutinarios y escondedores pero nuestro consejo es: si están haciendo pis o defecando fuera de la bandeja de piedritas, lo primero que hay que hacer es ir al veterinario. Tanto los humanos como los animales sentimos aversión a la visita médica pero no queda otra y en este caso, es una regla de oro: pis o caca fuera de la litera amerita visita veterinaria.
Ahora bien, si ya fuiste al veterinario y el gato está okey, lo siguiente es revisar los cambios que hubo en la casa. ¡No saques conclusiones, solo observá y anotá! Nosotros llevamos un diario que nos ayuda mucho a tener en claro ciertas cosas sobre alimentación y conducta: cualquier cambio o síntoma, por pequeño que sea, se anota sin entrar en pánico.
Además, es interesante recordar que los problemas con las deposiciones fuera de lugar se deben por lo general a dos motivos muy claros: algo físico o algo relacionado con la caja sanitaria, stress o cambio en la rutina de la casa. Por eso y a pedido de nuestros seguidores, hicimos un gran episodio de #MiGatoDinamita hablando de este tema y seguiremos tratándolo en sucesivos programas porque hay mucho material para abordar.
La caja sanitaria NO ES UN TEMA MENOR pero la mayoría de los tutores no le presta tanta importancia porque es muy incómodo lidiar con la pala y la arena. Es casi un tema tabú.
Entonces: los felinos conviven con nosotros, seamos amables con ellos y prestemos atención a sus requerimientos.

Misticismo felino

Pocos animales son tan hipnóticos y misteriosos como los gatos. Su capacidad de camuflarse en la naturaleza ayuda a la leyenda pero, ¿qué hay de cierto en el misticismo felino?

El gato es gracioso, intrigante y muy misterioso. ¿Por qué salta repentinamente? ¿Por qué mira fijo la pared? ¿Puede, acaso, ver la muerte? ¿Qué es el misticismo felino? Cierto es que, en el antiguo Egipto, se los llamaba Miw, que significa ver. Y los egipcios realizaban estatuas que imitaban al gato para colocarlas fuera de las viviendas, como protección. Es que un felino es capaz de percibir todo. Y esto, a los humanos, nos pone la piel de gallina.

Misticismo felino


Dice Pierre Loti en Japonerías de otoño que leyó en un libro “muy notable y muy poco conocido en el Japón” algo que después comprobó que era una creencia muy general entre los campesinos de ese país: “Cierta noche de invierno, los gatos celebran, en algún jardín aislado, una gran asamblea que termina con una ronda general a la luz de la luna”. Y continúa Loti: “Viene en seguida esta cláusula adorable, que recomiendo a todos los que se preocupan en averiguar el misterioso encanto de los gatos: “Para ser admitido en esta reunión, todo gato debe procurarse un fichú o un pañuelo de seda con que cubrirse la cabeza, para bailar”.

¿Los perros anuncia la muerte?

Un día antes de morir, mi papá vio unos perros en la habitación del sanatorio donde se encontraba internado. Mamá creyó que estaba delirando pero ni bien pudo, me llamó por teléfono algo perturbada, para contármelo.
Años más tarde y antes de morir, mi tía también vio perros. En esta oportunidad, la visión era mucho más que una simple anécdota: mi madre supo que se trataba de una señal. Lloramos.
En el episodio #112 de nuestro podcast, y gracias al invaluable aporte de Diego Entintado, decidimos hablar de misticismo felino, señales desde el más allá y poderes esotéricos. Con nuestra Biblia («El tigre en la casa» de Editorial Sigilo) en mano, nos adentramos en un sinfín de magias y misterios y convocamos a la astróloga y tarotista Marcela Baffigi para que responda, si acaso esto fuera posible, todas nuestras preguntas.