Ansiedad en gatos

La ansiedad en gatos puede volverse crónica y constante y manifestarse a través del comportamiento: orinar fuera de la caja, romper o tirar cosas, dejar de comer, etc. Por eso hay que estar atentos y recordar que “eso que me gusta a mí” puede no gustarle a él o no ser lo suficientemente adecuado para su especie.

Ansiedad en gatos

Los gatos son muy particulares y hay que estar muy atentos para poder decodificar qué es lo que les pasa. A veces, aunque se vean relajados, pueden estar experimentando ansiedad crónica y por eso es importante que vivan en un entorno relajado y, en lo posible, libre de stress.


1. Hazte fama y échate a dormir.

Los gatos tienen fama de ser independientes y distantes. Si hay algún felino en tu casa, seguramente notarás que esta afirmación es una gran falacia. Ellos, al igual que los niños, pueden formar un vínculo seguro o inseguro con nosotros, sus tutores. ¿Qué sería un vínculo inseguro? Cuando volvemos a casa luego de una jornada de trabajo y el gato se nos pega o nos ignora por completo. Si el animal se sintiera seguro y libre de ansiedad, seguiría disfrutando de su entorno de forma relajada.
El perro de mi tía, por ejemplo, ha llegado a romper puertas y mosquiteros cada vez que ella se ausenta, sobre todo si se avecina una tormenta. En un gato, la ansiedad por separación podría ser menos evidente. Al menos, en un primer momento. Uno de mis gatos padecía ansiedad por separación: había sido abandonado por su mamá y no soportaba estar lejos mío mucho tiempo.
¿Qué gatos pueden ser propensos a padecer esto? Los que quedaron huérfanos, los que fueron destetados muy pronto, los que viven en un entorno poco estimulante y aquellos cuya actitud demandante es recompenzada.

2. El ambiente.

Crear un ambiente óptimo para que los gatos puedan sentirse a gusto empieza por la alimentación (fisiológica, adecuada para carnívoros estrictos) pero también por la variedad lumínica del entorno. Recuerdo que Lula, una amiga-seguidora, nos contó que durante mucho tiempo vivió en un monoambiente sin luz natural y cuando finalmente pudo mudarse, su gato revivió. “No sabía que existía el sol”.

Pensá que en la naturaleza, ellos cazan para vivir y, lamentablemente, la vida doméstica es muy distinta. Entonces, enriquecer el entorno siempre es fundamental: que tengan acceso a la luz natural y a lugares oscuros para refugiarse, además de variedad de juguetes, cajas, torres y un mueble vacío para que puedan echarse a dormir de modo seguro. Si notás que tu gato tiene un cambio en la conducta, lo primero es consultar con un buen veterinario holístico de confianza para descartar patologías subyacentes.

"La mayoría de los gatos están apegados de forma segura a su dueño y lo utilizan como fuente de seguridad en un entorno novedoso", dice Kristyn Vitale de la Universidad de Oregon.

3. Rutina Rutina Rutina.

gato aburrido

Para estar física y psicológicamente saludable el animal debe sentir que tiene cierto control sobre el entorno que habita. Recordá: son rutinarios y cualquier modificación, por mínima que sea (obreros en la casa, olor a pintura, separación, ¡piedritas sanitarias nuevas!) puede provocarle ansiedad. Además, ellos también se aburren. Si sospechás que tu gato tiene ansiedad por apego, el primer paso es ir al veterinario para descartar alguna otra patología. Si el diagnóstico es acertado,
podés recurrir a las flores de Bach: hay preparados especiales para estos casos. Siguiendo las indicaciones al pie de la letra, vas a poder comprobar que funcionan muy bien.

Dormir con mascotas

La mayoría de los que compartimos la cama con gatos o perros, al día siguiente nos levantamos contracturados y doloridos, sin haber logrado descansar muy bien. Y para que un humano pueda rendir en su trabajo y mantenerse saludable, debe procurar cumplir con un mínimo de ocho horas de sueño. En lo personal, he tratado de sacarlos varias veces, lo que ha significado un estress importante para los gatos, que no entendían la razón y a toda costa, querían volver. Ellos son territoriales y mi cama, les pertenece.

Tras mucho investigar y preguntar a amigos y seguidores, he comprobado que ninguno duerme bien pero jamás intentaría desalojarlos. «El ronroneo de los gatos ayuda a alcanzar un estado de relajación y tranquilidad que nos permite conciliar el sueño con más facilidad», dicen desde Experto Animal. Y esto, claramente, es algo que solo puede colaborar en el descanso de los niños, que duermen relajados casi siempre. No olvidemos que algunos animales tienden a ocupar nuestro espacio o a recostarse sobre la almohada o sobre nuestra espalda. Esto sin contar arañazos, maullidos y pelos. Cuando todo esto sucede, el ronroneo es lo de menos.


¿Qué hacemos, entonces? Se podría intentar desmarcar la cama mediante el uso de vinagre (agua y vinagre por partes iguales, en un vaporizador y rociar con eso el colchón y las mantas) y, paralelamente, armar un lugar de descanso para ellos, en otro sector de la casa. Deberíamos usar feromonas (feliway) y catnip, por ejemplo, para convencerlos de hacer esta mudanza. Eso sí, la puerta de nuestro cuarto debe quedar cerrada, para siempre. ¿Seremos capaces?

Dejo aquí el episodio que hicimos sobre este tema en el podcast.

Tips para que el gato no rompa cosas

Cuando uno adopta una mascota, tiene que entender las reglas del juego y respetar su ser animal. ¿Hay que soportar que rompan la casa? Desde luego que no pero sí debemos entender que son animales y hay que tratar de respetar esto. Por lo general, la mala reputación felina indica que ellos hacen lo que quieren (por suerte son más difíciles de domesticar que los perros) y cuando quieren. Y si algo les impide el paso, lo tiran al suelo y punto. Por eso es tan importante observarlos y tomar cartas en el asunto: jugar con ellos varias horas diarias para que gasten energía y luego descansen relajados, comprar torres y rascadores para que puedan trepar y afilarse las uñas y no retarlos. El gato no entiende de retos y es probable que se resienta y termine teniéndote miedo. En el episodio #104 de nuestro podcast hablamos largo y tendido del tema y compartimos tips para que la convivencia con estas fieras, sea una linda experiencia y no un martirio.