Ronroneo

El ronroneo sigue siendo algo misterioso. Y aunque los humanos suponemos que es una muestra de amor y felicidad, no siempre es así.  

El gato es muy particular y como siempre decimos, no hay dos iguales: es maravilloso oírlos ronronear pero no todos se comunican del mismo modo.
Algunos, por ejemplo, nunca ronronean y esto no significa que sean menos felices que aquellos que sí lo hacen. El ronroneo es una práctica que comienza al segundo día de nacer, junto con el amasado, y depende mucho del carácter del animal. Mi gato, Dr. Oli Shapiro, empezó a ronronear de adulto pero para poder percibir el sonido, todo debe estar en silencio y a veces, es necesario tocarle la zona gutural a fin de captar la vibración. También hay gatos que siempre ronronearon y de buenas a primeras, ya no lo hacen.

Si hubiera que elegir un sonido universal para la paz, votaría por el ronroneo.
B.L. Diamond


1. Teorías sobre el ronroneo.
A pesar de la cantidad de teorías al respecto, todavía se desconoce su origen. Aunque se ha demostrado que el sonido se produce a través de la vibración intermitente de la laringe y los músculos diafragmáticos. Según algunas investigaciones que se han hecho sobre la psicología de los gatos, estos usarían el «ronroneo» para atraer y manipular la atención humana. Desde luego, esta es tan solo una de sus formas de comunicarse porque también pueden percibir nuestras emociones y responder frotándose contra nuestro cuerpo o golpeándonos con la cabeza.

«Los gatos ronronean durante la inhalación y la exhalación con un patrón constante y de frecuencia entre 25 y 150 Hz. Varios investigadores han concluido que las frecuencias de sonido en este rango pueden mejorar la densidad ósea y promover la cicatrización», dice la Dra. Soledad Torres Alvarado. 



2. Relación de las madres con su cría.
¿Es real que ellas se comunican con sus cachorros mediante el ronroneo? Es amorosamente cierto: durante y después del parto, la gata se comunica de ese modo con sus gatitos. Y al cabo de unos dos días, ellos ya están capacitados para comunicarse así con ella. Seguramente esta noche todos prestaremos más atención al ruido que emiten nuestros felinos, ansiosos por descubrir tonos, frecuencias y significados. Y si no ronronea, se comunicarán de algún modo igualmente encantador.

«Y aunque es tentador afirmar que los gatos siempre ronronean cuando están felices, es más plausible que el ronroneo del gato sea usado como un medio de comunicación y una fuente potencial de auto-sanación. Muchos de ustedes quizás ya la hayan experimentado sin darse cuenta», concluye la Dra. Torres Alvarado.

Dormir con mascotas

La mayoría de los que compartimos la cama con gatos o perros, al día siguiente nos levantamos contracturados y doloridos, sin haber logrado descansar muy bien. Y para que un humano pueda rendir en su trabajo y mantenerse saludable, debe procurar cumplir con un mínimo de ocho horas de sueño. En lo personal, he tratado de sacarlos varias veces, lo que ha significado un estress importante para los gatos, que no entendían la razón y a toda costa, querían volver. Ellos son territoriales y mi cama, les pertenece.

Tras mucho investigar y preguntar a amigos y seguidores, he comprobado que ninguno duerme bien pero jamás intentaría desalojarlos. «El ronroneo de los gatos ayuda a alcanzar un estado de relajación y tranquilidad que nos permite conciliar el sueño con más facilidad», dicen desde Experto Animal. Y esto, claramente, es algo que solo puede colaborar en el descanso de los niños, que duermen relajados casi siempre. No olvidemos que algunos animales tienden a ocupar nuestro espacio o a recostarse sobre la almohada o sobre nuestra espalda. Esto sin contar arañazos, maullidos y pelos. Cuando todo esto sucede, el ronroneo es lo de menos.


¿Qué hacemos, entonces? Se podría intentar desmarcar la cama mediante el uso de vinagre (agua y vinagre por partes iguales, en un vaporizador y rociar con eso el colchón y las mantas) y, paralelamente, armar un lugar de descanso para ellos, en otro sector de la casa. Deberíamos usar feromonas (feliway) y catnip, por ejemplo, para convencerlos de hacer esta mudanza. Eso sí, la puerta de nuestro cuarto debe quedar cerrada, para siempre. ¿Seremos capaces?

Dejo aquí el episodio que hicimos sobre este tema en el podcast.